Instituto de Idiomas: la propuesta de la ULP que abre las puertas al mundo

Más de 2000 puntanos aprendieron una segunda lengua en sus aulas en estos 11 años. Con 15 idiomas, cinco sedes, propuestas que se adaptan a las necesidades de niños, jóvenes y adultos, y convenios nacionales e internacionales, el Instituto de Idiomas se posiciona como uno de los centros educativos más importantes de la región de Cuyo.

Aprender idiomas pasó a ser un requisito excluyente para quienes deseen tener éxito en el plano educativo, laboral y profesional. En estos 11 años, muchos puntanos eligieron formarse en el Instituto de Idiomas de la Universidad de La Punta (ULP): una iniciativa de Extensión que abre oportunidades de progreso y superación a cientos de niños, jóvenes y adultos.

“Todo comenzó el 6 de septiembre del 2006 con el dictado de un solo idioma, ruso, y apenas 12 alumnos”, recuerda Silvia Maraczuk, directora del Instituto, quien tras haber sido convocada como traductora en el Mundial de Ajedrez 2005, fue la elegida del entonces rector Luis Lusquiños para iniciar con este proyecto educativo.

Con los años se sumaron más lenguas (hoy ascienden a 15) y nuevas sedes; se nutrió la oferta educativa con propuestas que se adaptan a las necesidades de los habitantes de San Luis (cursos para niños, para viajeros, de conversación, preparación para exámenes internacionales y otros), y se firmaron convenios con importantes universidades y centros de estudios de todo el mundo, que posicionaron al Instituto de Idiomas de la ULP como uno de los más importantes de la región de Cuyo.

“Llegamos a más de 2000 estudiantes y egresados. Algunos están trabajando en empresas de San Luis, la Argentina y, también, en el exterior. Incluso, muchos de ellos están dictando clases de idiomas. Por ejemplo, en Mendoza, una exalumna hoy se desempeña como profesora de chino”, destacó Maraczuk.

Con una oferta educativa consolidada que se renueva año a año, el Instituto de Idiomas de la ULP aspira a seguir llegando a cada vez más puntanos. “Estamos muy contentos por la excelente respuesta que tienen nuestros cursos. Esto se debe al perfeccionamiento continuo de nuestros docentes y, también, al enfoque de nuestras propuestas, que buscan integrar lo cultural y lo lingüístico”, finalizó Maraczuk.